fbpx
comparador luz

Abril aguas mil y la luz casi un 50% más cara

La primavera ha llegado fuerte este año y no ha sido precisamente por los efectos del polen. Muchos de nosotros sufrimos una verdadera alergia a las facturas y parece que este año los casos se han multiplicado. No es para menos, ya que los precios de un suministro tan básico como es la luz se han disparado en las últimas semanas: la luz es casi un 50% más cara.

Ya vivimos las subidas el pasado invierno, fruto de la bajada drástica de las temperaturas, pero en esta ocasión muchos de nosotros no encontramos explicación lógica a lo que ha ocurrido en el mes de abril.

Y es que este pasado mes la factura de la luz sufrió la mayor subida de la historia, concretamente un 46,4%, según la organización de consumidores Facua.

Antes de que nuestros mayores temores se hicieran realidad sobre papel y antes de que nadie se llevara el mes de abril, desde otra de las grandes Asociaciones de Consumidores de nuestro país (OCU) ya nos estaban advirtiendo que, si los precios de la electricidad se mantenían, la luz iba a ser la más cara desde que se instauraron las tarifas reguladas PVPC.

 

Pero ¿Por qué ha subido tanto la luz en abril del 2021?

 

Aunque ninguna respuesta vaya a darle sentido a este aumento, hay explicaciones que nos dan al respecto: el coste del kWh este abril deriva, básicamente, de las cotas de precio tan elevadas a las que ha llegado (más altas que nunca) el CO₂ en Europa.

Por lo visto, Según expresa Facua, el precio del CO₂  es un elemento que determina estructuralmente las tarifas en el mercado mayorista español.

A esto hay que añadir que justo el año pasado, mientras todos sufríamos el confinamiento, la luz alcanzó una de las cotas de precio más bajas de la historia del mercado energético (el más bajo desde hacía 16 años).

Con lo que claro, la comparativa es inevitable: en abril del 2020 el precio del kWh estaba a 9,98€; en abril de 2021, 17,04€. Es un aumento del 70,7%. Por lo que el choque que sufrimos al comparar es igualmente inevitable.

 

Por todo ello, ambas organizaciones se han quejado al gobierno por no tomar las medidas que en su momento fueron propuestas para de alguna manera regulalizar el precio de algo tan básico para los hogares de todos los ciudadanos como el suministro energético.

Algunas de estas medidas se basan en la disminución del precio de la potencia o la estandarización de un precio inferior para las primeras cotas de consumo.

También piden que se bajen los impuestos indirectos que tiene la factura de la luz, que sobrepasan el  27 % (IVA + impuesto especial sobre la electricidad).

No sabemos cómo se va a resolver finalmente esta situación, pero está claro que una subida así es normal que nos de alergia primaveral y eso no hay antiestamínico que lo calme. Lo que sí que podemos hacer es buscar una tarifa más barata, en este artículo te dejamos una comparativa que te puede ayudar con eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba